sábado, 22 de septiembre de 2012

URIBE: FARC, CHAVEZ, PAZ EN COLOMBIA

Álvaro Uribe habla en exclusiva con Noticias24: las Farc, Chávez, Capriles y el 7-O (+video)


El proceso de paz en Colombia: lo que hay detrás según Uribe

video

En horas de la tarde del domingo, el expresidente Uribe colocó en su página web un documento donde exponía ciertas reflexiones sobre el proceso de paz que vive el vecino país. Esta iniciativa, que tiene como brazo a Hugo Chávez y como suelo a la isla de Cuba, no es solo criticada sino señalada como un paso para que las Farc lleven “el castro chavismo” a su país.
“El castro chavismo se convierte en un factor de publicidad de Chávez”
Pero, ¿qué significa realmente esa expresión? Para Álvaro Uribe, la respuesta es sencilla pues “este proceso que se da en vísperas de las elecciones -en Venezuela- se convierte en un factor de publicidad de Chávez para que no aparezca como lo que ha sido, un cómplice del terrorismo colombiano, sino como un gestor de la paz”, que además sería promocionado por el propio presidente Juan Manuel Santos.
Según sus palabras, “Colombia ha visto degenerar la seguridad” ya que el actual Presidente del hermano país se “dedicó a descuidarla y a buscar un acuerdo con un grupo terrorista” que firmaría dicho acuerdo “en la medida en la que vea la posibilidad de instalar en Colombia un modelo castro chavista” que se expresaría en “el empobrecimiento del pueblo cubano” y las críticas al sistema que se aplica hoy en nuestro país.
“Colombia ha visto degenerar la seguridad”
La supuesta complicidad entre Chávez y las Farc, la presencia del ELN en Venezuela y la supuesta falta de convicción para detenerlo son los puntos claves que Uribe utiliza para reflexionar sobre un amplio número de materias que tienen el mismo hilo conductor: el Presidente de Venezuela como culpable. Y las pruebas, para el expresidente colombiano, están muy claras.

Las pruebas

Durante la conversación, que duraría unos 25 minutos, Álvaro Uribe dijo que “son muchas” las pruebas que tiene para señalar de tal manera al Primer Mandatario venezolano. Por ejemplo, recordó el año 2004 cuando fue capturado Rodrigo Granda “en las calles de Caracas mientras se encontraba en un acto político patrocinado por Chávez”, quien además, “ha sido un permanente legitimador de estos terroristas”. Y de ahí, también recordó a Manuel Marulanda, alias “Tirofijo” y al más que famoso caso de Raúl Reyes, cuya computadora revelaba supuestos intercambios de correos con el propio presidente Chávez.
“Yo tuve la oportunidad de entregarle informes al presidente Chávez sobre la presencia de terroristas en Venezuela y él nos engañaba”
“Yo tuve la oportunidad de entregarle informes al presidente Chávez sobre la presencia de terroristas en Venezuela y él nos engañaba”, dijo. “Ahora muchos de ellos -pertenecientes a las Farc- han sido trasladados de Venezuela a Cuba para estas conversaciones”. Indicó entonces que estos informes eran recogidos por la inteligencia del país.
“En una ocasión me dijo que había mandado al Ejército venezolano para allá -a la zona que Uribe le había señalado-, pero que los terroristas no estaban ahí, solo los campamentos, y le dije ‘Presidente, hay que hacer inteligencia’. Pero la respuesta del Mandatario venezolano sería menos que complaciente con quien fuera cabeza del Gobierno de Colombia para la época: “Él me dijo que no podía combatir a la guerrilla colombiana porque no contribuía a la paz en Colombia, a lo cual yo le repliqué que si la guerrilla seguía encontrando una protección en su país, nunca habría paz en Colombia”.
Según rememoró, lo último que hablaron de este tema de manera cercana fue el caso de “Iván Márquez“, cuando Chávez le pidió que lo sacara de Venezuela tal y como había hecho con Granda: una acción del Gobierno colombiano en tierras venezolanas. Esto, dijo, le causó “muy mala impresión” ya que “en lugar de que él combata el terrorismo del cual ha sido cómplice, pide que le haga trampa a su país para sacar a un terrorista que está ahí”.
Lo último que hablaron de este tema de manera cercana fue el caso de “Iván Márquez”
Los últimos informes estaban, incluso, en video, con información precisa de las locaciones, pero “ya era tarde para mi Gobierno”, así que de tres opciones, Uribe escogió la tercera: “Podíamo quedarnos callados, que no era lo indicado; hacer una operación y capturar a esos bandidos como hicimos con Granda; o acudir a la OEA, que lo hicimos, a presentar todas las pruebas y evidencias” que “murieron” tan pronto Santos tomó el Gobierno.

La sorpresa de la mano de un hombre: Juan Manuel Santos

Para el exmandatario, el hecho de que tanto trabajo no continuara fue algo “sorprendente” pues Santos había sido no solo su mano derecha y Ministro de Defensa de Colombia por 3 años, sino uno de los críticos más duros contra el sistema del presidente Chávez y contra las Farc. Y es que lo que hay detrás para el expresidente es la necesidad de Santos de tener como interlocutor al presidente de la República venezolana con un grupo “de terroristas” que buscan implementar un sistema “chavista”.
La cuestión aquí “no es ir en contra de la paz” pues Uribe asegura que en su Gobierno se avanzó no solo en esta materia
Y es que la cuestión aquí “no es ir en contra de la paz” pues Uribe asegura que en su Gobierno se avanzó no solo en esta materia, sino en seguridad, inversiones, entre otras; sino ir en contra de un proceso cuyas condiciones son “lascivas” para su país. El interés detrás de todo esto, según comentó, para Chávez es “no aparecer como cómplice” y para Santos “lograr un proceso de diálogo” sin tomar en cuenta “que se le eligió para darle continuidad” a las políticas que ya había implementado el exmandatario.
Según Uribe, el interés para Chávez es “no aparecer como cómplice”
El engaño, como dijo, se basó en “decir que había ido a los campamentos”, cuando no era así o en “decir que sacáramos a Márquez y no combatirlo él” o en “legitimar a Manuel Marulanda” y pidió a quien tuviera dudas buscar los vídeos donde el presidente Chávez se refiere a estas personas por youtube para confirmar lo que aquí dice.

Venezuela: el 7-O, Capriles y las relaciones con el país

Uribe aún recuerda la “crisis del año 2003″, refiriéndose a los restos del paro petrolero y el golpe de estado de dejaron al país en una recesión que acabaría por la bonanza petrolera que hemos disfrutado hasta ahora. En ese momento, Uribe asegura que ayudó a nuestro país “para que tuviera gasolina y alimentos”, algo que repetiría durante la crisis económica mundial que empezaría con los problemas financieros en Estados Unidos en el año 2008 y que aún hoy se puede palpar.
Sí habló sobre su reunión con Leopoldo López y aseguró que se trata de una más de las que tiene con líderes democráticos de todo el mundo y que nada tuvo que ver con Capriles
“Cuando la crisis de la economía mundial a pesar de la enorme inflación de alimentos nunca dejamos de exportar alimentos hacia Venezuela”, algo que le trajo críticas y exigencias incluso para que parara tales acciones. Pero dijo que no lo hizo y su respuesta, textualmente, fue la siguiente:
“Mire con Venezuela compartiremos lo que tengamos. Lo que nos quede de leche, así no tengamos sino un litro; lo que nos quede de carne, así tengamos un kilo”. Todo porque “nosotros tratamos de tener las mejores relaciones con el presidente Chávez y fue imposible”, algo que además se unía a la sensación de que durante su Gobierno, se tuvo “una gran paciencia” con el Gobierno venezolano por los “engaños” y la falta de acción.
Pero yo diría, viéndolo hoy en retrospectiva, que fue normal -la actitud de Chávez- por ese compromiso que tiene con un modelo en el cual se le da acogida a los terroristas para instalar un comunismo modelo 2012″, cosa que asegura sigue pasando en la actualidad.
La denuncia en contra de Chávez, para Uribe, es algo “permanente” mientras que las elecciones “son circunstanciales”
Y es tal vez este precedente y el hecho de que el propio candidato de oposición le ha pedido al exmandatario alejarse de los asuntos internos de la política venezolana, lo que llevó a Uribe a no querer opinar sobre las elecciones, ya que su compromiso “es la lucha contra la dictadura chavista”, una acusación que admite es dura, “pero real”.
Pero sí habló sobre su reunión con Leopoldo López y aseguró que se trata de una más de las que tiene con líderes democráticos de todo el mundo y que nada tuvo que ver con Capriles, a quien además dijo no conocer. “En las elecciones de Venezuela yo no participo, como muchos lo han dicho, lo que pasa es que yo denuncio la dictadura chavista”, dejando claro que la denuncia es algo “permanente” mientras que las elecciones “son circunstanciales”.
Y finalizó con un mensaje: admiración y respeto por el pueblo venezolano, para dejar claro que su propósito no es insultar ni mellar la condición propia de la gente, sino luchar en conra de una persona que él culpa de los problemas que nos une en la frontera; de un conflicto que ya suma años y muertes y miseria; de una situación que dice se protege desde el Gobierno venezolano y por la que Uribe ha jurado luchar, hasta lograr ver los resultados.


Por: Ana Vanessa Herrero / Noticias24
Cámara y edición: Harold Martínez / Noticias24

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada